Potaje de Garbanzos Tradicional

  • Potaje de Garbanzos
    Tradicional

  • Potaje de Garbanzos
    con Espinacas

  • Potaje de Garbanzos
    con Acelgas

  • Potaje de Garbanzos
    con Bacalao

  • Potaje de Garbanzos
    con Calabaza


  • "Potaje de Garbanzos"

    Receta de Potaje de Garbanzos





    Aprende a elaborar el mejor potaje de garbanzos, una receta de gran tradición en nuestra gastronomía. Te mostramos cómo hacerla en casa paso a paso para que te resulte sencilla de hacer.



    Ingredientes:

    - 300 gramos de garbanzos
    - Una cebolla grande
    - Una cabeza de ajos
    - Un pimiento verde
    - Un tomate grande
    - Un chorizo
    - Una morcilla
    - Una hoja de laurel
    - Pimentón dulce
    - Sal


    Preparación:

    A continuación os vamos a enseñar cómo preparar una tradicional receta de potaje de garbanzos, uno de esos guisos de toda la vida que merece la pena saber preparar, ya que resulta un plato muy adecuado para tomar en épocas de frio. El potaje de garbanzos es uno de los potajes más conocidos, y además de resultar una receta muy nutritiva y completa, es además sencilla de preparar y no necesita demasiados ingredientes para su preparación. Vamos con el detalle de la receta paso a paso, no pierdas detalle.

    Hay que tener en cuenta que el día antes de hacer este potaje de garbanzos hemos de dejar los garbanzos en remojo, al menos desde la noche antes. Al dejarlos en remojo los garbanzos se van a hidratar y será mucho más fácil y rápido cocerlos, por lo que es muy importante que no se nos olvide este paso previo. Vamos a echar los garbanzos en un recipiente grande, y los cubrimos con abundante agua, de forma que no se queden secos durante este periodo de tiempo, ya que absorberán bastante agua.

    Al día siguiente ya estarán listos para poder cocinarlos, así que los pondremos a escurrir mientras comenzamos la preparación. Podemos hacer el potaje en una olla tradicional o en una olla exprés, lo que hará que la preparación del mismo sea más lento o más rápido, así que puedes hacerlo según el tipo de olla que tengas o la que más te guste utilizar. Vamos a lavar bajo el grifo un buen tomate, un pimiento verde y una cabeza de ajos, y pelamos una cebolla, y lo colocamos todo en la olla elegida.

    Agregamos sal y pimentón dulce al gusto y una hoja de laurel, cubrimos bien de agua estos ingredientes y ponemos a calentar. Una vez que al agua comience a hervir, echamos los garbanzos escurridos y el chorizo y la morcilla, a los que les haremos unos pinchazos para que no se deshagan en la comida, y así al mismo tiempo irán soltando su grasa aportando sabor al potaje. Si empleas un buen chorizo y una buena morcilla tendrás un mejor sabor en tu plato, así que intenta que sean de buena calidad. Comprobamos que el agua cubre bien a los garbanzos y demás ingredientes y dejamos cocer a fuego medio.



    Si utilizamos una olla tradicional, el potaje necesitará entre 90 y 120 minutos para estar listo, tiempo que puede variar según el tipo de garbanzos y la temperatura a la que lo cocinemos. Mientras que si empleamos una olla exprés, lo tendremos listo en 20-30 minutos desde que la cerramos y empieza a salir el vapor por la válvula de escape. Si no tienes prisa por dejar listo el potaje de garbanzos, te recomendamos que lo hagas en una olla normal, hay que siempre que se cocina lentamente, el resultado es mejor, pero hazlo según tus preferencias.

    Cuando tengamos los garbanzos bien tiernos, o les falte poco tiempo para estar listos, sacamos de la olla el tomate, el pimiento, los ajos y la cebolla, además de la hoja de laurel, y dejamos a fuego suave hasta que acabemos de cocinar los garbanzos en su punto. Podemos servir el potaje recién hecho o dejarlo reposar hasta la hora de comer, con lo que los sabores se potenciarán con el tiempo. Sirve un buen plato con un trozo de chorizo y de morcilla a cada comensal, ya verás cómo os encantará este potaje de garbanzos tradicional.